Madres conscientes

Posted by in Sin categoría on 7 agosto, 2018 Comments off

 madres-conscientes-post

¿Cuántas madres no estamos dispuesta a darle todo lo mejor de nosotras a nuestros hijos e hijas? Este amor infinito que sentimos por ellos, es lo que nos motiva a ser mejor día a día. Razón por la cual, cada día me abro a nuevas formas de ver la vida. Estas son las reflexiones de una madre, profesional como guía emocional, que quiere guiar a su hijo a aprender a vivir la vida con calma y amor.

¿Qué es para mí ser una madre consciente? Ser una madre consciente es aquella mujer que está dispuesta a conocerse así misma, a través de sus hijos e hijas. Comprende que ellos son un recurso maravilloso, que les ofrece la vida, para aprender a perdonar, dejando ir los rencores del pasado. Es la oportunidad para descubrir todo aquello que tiene oculto en su inconsciente, y que se le revela a través de ellos.

¿No es curioso observar, cómo nuestros hijos tienen la capacidad de desencadenar diferentes estados emocionales, en periodos de tiempo muy cortos? ¿No es esto motivo para pensar y reflexionar, que debe haber una forma de vivir la maternidad como una oportunidad para aprender y enseñar? ¿Es acaso lógico esperar que nuestros hijos, sean personas felices, calmados y amables, cuando nosotras no podemos sentirnos de esa manera? Estas son las infinitas preguntas que me hago, cuando veo a esa pequeña persona; mi hijo, levantando sus brazos pidiéndome amor, (a veces a través de berrinches); y que en muchas ocasiones, no sé cómo responder.

Gracias al momento de la historia en que nos encontramos, hay muchas teorías, y mucha información, que nos ayuda a ampliar nuestra conciencia como madres. Son muchos los científicos y psicólogos, que han demostrado el rol tan importante que  juega el bienestar emocional de una madre; desde su embarazo hasta la educación del niño, principalmente hasta los 7 años de edad. Aunque todos sabemos, que el trabajo de los padres y madres es para toda la vida, hago hincapié en sus primeros años, ya que será de gran ayuda para nuestro autoconocimiento; y de la misma manera le brindaremos, a nuestros hijos una educación emocional que les permitirá caminar por la vida, como adultos confiados y seguros de sí mismos.

Desde mi experiencia personal y profesional, como acompañante en Bioneuroemoción, he podido observar que es muy fácil caer en la trampa de ir en la búsqueda de ser una madre perfecta; que no es lo mismo que ser una madre consciente. Y al final, nos vemos envueltas en una enorme culpabilidad, por no responder a nuestros hijos, siempre de la mejor manera, ante situaciones de estrés.

Ser madres conscientes significa aprender de esa oportunidad para indagar en el interior, y reconocer que lo que recuerdas es una historia de resentimiento, miedo o tristeza, que quizás viviste en tu infancia, y ahora tienes la oportunidad para vivirla de otra manera.

Cuando empieces a tomar conciencia de esas historias, podrás responder de forma más comprensiva, y tendrás la capacidad de elegir cómo vivir esa experiencia, desde la comprensión y el amor. Pudiendo así, percibir los comportamientos de tus hijos con mayor empatía y respeto.


No pidas lo que no puedes ofrecer


Está claro que, como madres, desempeñamos un papel muy importante en el hogar y en la sociedad; ya que nuestros hijos son como esponjas, que van grabando todo en su inconsciente, lo que decimos y lo que callamos; sin tener la capacidad de elegir qué información tomar o dejar.

Por tanto, nuestro papel es hacer lo mejor posible, para brindarles a nuestros hijos, la oportunidad de crecer en un ambiente emocional, donde el amor, la paciencia, la empatía y la calma, sean sus recursos internos, en su edad adulta. Para ello, nuestra tarea es primero aprender y luego enseñar, y a veces, para aprender tenemos que des-aprender todas esas creencias que nos han lastimado por mucho tiempo, y que nos impiden fluir con la vida y nos alejan de nuestro bienestar.

Aprender a ser madres conscientes es un compromiso contigo y tu familia, es un camino, que a veces no es fácil, pero que trae consigo mucho amor abordo. Es un viaje que emprendes durante toda la vida, no hay una meta donde llegar; lo bonito de esta aventura es disfrutar el trayecto junto con nuestros hijos.

Las emociones serán nuestras aliadas, para indicarnos que hay algo en nuestro interior que requiere de atención. Aprendiendo a escuchar tus emociones sin juzgarlas, te permitirá conocer todas esas partes de ti que ignorabas que eran tuyas, muchas de las cuales, no son nada agradables (sombra).

Nuestros hijos aprenden de nuestras reacciones espontáneas, más que de las palabras que expresamos. Si queremos educar desde el amor, hemos de corregir a nuestros hijos con recursos que no usen el castigo, la vergüenza o el miedo. Bastaría sólo con poner límites coherentes, y seguidamente, buscar en tu interior qué es lo que puedes aprender de esa situación. La culpa, el miedo y la vergüenza no ayudan a construir una buena autoestima, sólo niños inseguros y temerosos.

¿Y cómo puedo conocerme a través de ellos?

Aquí os dejo un pequeño ejercicio que empleo en mis consultas y con mi hijo:

1. Observa

Observa cómo reaccionas cuando tus hijos tienen comportamientos ¨insoportables¨ que logran desbordar tu paciencia.

¿Cuál es tu estado de ánimo en ese preciso momento? ¿algo te preocupa? ¿qué piensas en ese instante?  Permítete observarte sin juzgarte.

Observa si deseas brindarles en ¨exceso¨todo lo que te hizo falta a ti.

¿eres sobreprotectora?

Observa algún síntoma biológico (enfermedades).

Observa si quieres que tus hijos hagan todo lo que no pudiste hacer.

Observa si hay una enorme desconfianza en ti, como madre, o hacia tu hijo.

Simplemente observa que ves en tu relación madre-hijo.

2. Conecta con lo que sientes en ese preciso instante.

3. Respira profundamente

4. Escucha qué piensas en ese preciso momento (voz interior).

5. Recuerda que siempre estamos ¨recordando y recreando¨ nuestra infancia.

6.Retorna nuevamente tu atención a tu hijo. Date cuenta que ahora puedes percibirlo con más calma.

Durante este proceso, estás aprendiendo a responder ante situaciones de estrés en lugar de reaccionar automáticamente.


Tenemos el poder de elegir entre reaccionar inconscientemente o permitirte escuchar, aprender, soltar y decidir cómo actuar


¡Espero sigan disfrutando de este maravilloso viaje de ser madres porque es un regalo hermoso que la vida no has dado!

Si quieres conocer un poco más sobre el tema y consejos de cómo vivir una maternidad consciente puedes contactarme.

Con amor,

Lucy franco

Guía emocional

 

logo-multipleskids

¡¡Muchas gracias Lucy por tu post, qué emotivo!!

Nos ha enternecido tu post, como cada día tienes como objetivo hacer una crianza respetuosa. Una mujer equilibrada, que busca constantemente sentir que es útil y que aquello que hace traiga consigo satisfacción y tranquilidad. Eso seguro que te ha convertido en una persona sosegada.

Nos encantará conocerte mejor, por eso os dejamos con este texto que nos ha enviado Lucy.

lucyfranco.emociones

“¿Quien soy? La pregunta que despertó todo mi interés por aprender a conocer la mejor versión de mi misma. Aprender y enseñar son mis pasiones. Las emociones mi guía. La paciencia y la paz mis herramientas. El amor todo lo que soy.
Y a nivel personal, soy una madre enamorada de una personita que ha venido a enseñarme a crecer.  Me encanta viajar y tomarme la vida como una aventura. Los días en familia llenan mi corazón de energía.

Un beso”

@lucyfranco.emociones

[email protected]

Fb / Ins: @lucyfranco.emociones

Muchas gracias Lucy, esperamos leerte pronto. Os dejamos también su web, para que podáis conocerla mejor. Un divertido abrazo, el equipo de MultiplesKids.

club-multipleskids

Si a ti también te gustaría hacer una publicación, contándonos tu experiencia, tus trucos con tu peque, juegos, canciones… Ponte en contacto con nosotros y súmate al club de MultiplesKids.

Artículo de opinión de Luci Franco

logo-instagram-pnglucyfranco.emociones